Relojes deportivos

No hay duda, recordamos con más facilidad los acontecimientos experimentados con una fuerte emoción como el de las competiciones o el de las carreras sobre 4 o 2 ruedas, curvas y adelantamientos de escalofrío, o del gol a tiempo caducado y todo eso puede anclarse con un gesto, un objeto que lo recordará. El testimonio más fuerte es aquél que encuentras todos los días en la calle, camino al bar, al trabajo. Una emoción que unes a una marca a un estilo. Diseñamos relojes deportivos con este espíritu, para todas las personas, porque el tiempo, a veces, se para.